Skip to main content

En el ámbito de la gestión presupuestaria de las entidades locales, los conceptos de suplemento de crédito y generación de crédito son esenciales para entender cómo se pueden adaptar los presupuestos a las necesidades cambiantes y a los ingresos no previstos inicialmente. Este artículo busca explicar ambos conceptos y sus diferencias clave.

Suplemento de Crédito

El suplemento de crédito es un tipo de modificación presupuestaria utilizada para aumentar las dotaciones inicialmente previstas en un presupuesto de gastos.

Se recurre a este mecanismo cuando surge la necesidad de realizar gastos adicionales que no pueden demorarse hasta el ejercicio siguiente y que no estaban contemplados en el presupuesto original. Según el artículo 177 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL), aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, uno de los supuestos para la aprobación de un suplemento de crédito es la existencia de “nuevos o mayores ingresos recaudados sobre los totales previstos en el presupuesto corriente”.

Generación de Crédito

Por otro lado, la generación de crédito es otro tipo de modificación presupuestaria que se refiere a la posibilidad de incrementar los créditos disponibles en los presupuestos de gastos a través de ingresos de naturaleza no tributaria (es decir, no cabe en tasas, impuestos o contribuciones especiales).

El artículo 181 del TRLRHL establece que pueden generar crédito, entre otros, los ingresos derivados de aportaciones o compromisos firmes de aportación de personas físicas o jurídicas para financiar conjuntamente con la entidad local ciertos gastos que se alinean con sus objetivos. Este tipo de ingresos debe ser específico y destinado a financiar un gasto concreto, lo cual no es aplicable a ingresos como la participación en los tributos del Estado, que son de carácter incondicionado y no se encuentran afectados a un gasto específico.

Diferencias Clave

  1. Naturaleza del Ingreso:
    • Suplemento de Crédito: Puede financiarse con ingresos de cualquier naturaleza, incluyendo los nuevos o mayores ingresos recaudados, siempre que estos no estén afectados a un gasto concreto.
    • Generación de Crédito: Requiere ingresos de naturaleza no tributaria y afectados específicamente a un gasto determinado, como aportaciones de personas físicas o jurídicas.
  2. Finalidad del Gasto:
    • Suplemento de Crédito: Utilizado para incrementar dotaciones de gastos que no pueden ser postergados, independientemente de la naturaleza del ingreso.
    • Generación de Crédito: Los ingresos generadores deben estar destinados a un gasto específico y deben ser de naturaleza no tributaria.

Mini Caso Práctico:

Imaginemos que una entidad local recibe, en 2024, la liquidación positiva de la Participación en los Tributos del Estado correspondiente al ejercicio 2022. Este ingreso no estaba previsto en el presupuesto de ingresos inicial. El Ayuntamiento tiene una operación de tesorería con una entidad bancaria.

Cabe recordar que las reglas fiscales han sido reactivadas y el artículo 12.5 de la Ley Orgánica 2/2012, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPYSF) resulta de aplicación.

Este artículo establece que los ingresos que se obtengan por encima de lo previsto deben destinarse íntegramente a reducir el nivel de deuda pública.

Dado que la participación en los ingresos del Estado no es un ingreso afectado a un gasto concreto (es una transferencia incondicionada), no es posible proceder a la modificación de créditos mediante generación de ingresos. Además, debido a la existencia de endeudamiento y la vigencia del artículo 12.5 de la LOEPYSF, los mayores ingresos obtenidos deberán destinarse a amortizar la deuda y no podrán utilizarse para financiar un suplemento de crédito, a pesar de la necesidad de realizar gastos adicionales no previstos inicialmente.

Conclusión

En resumen, mientras que el suplemento de crédito permite ajustar el presupuesto para cubrir gastos urgentes con nuevos ingresos no previstos inicialmente, la generación de crédito está limitada a ingresos no tributarios y específicos para gastos concretos.

Además, la reactivación de las reglas fiscales y la aplicación del artículo 12.5 de la LOEPYSF impiden el uso de mayores ingresos para financiar suplementos de crédito si la entidad está endeudada, destinándolos en su lugar a la reducción del nivel de deuda pública.

Comprender estas diferencias es crucial para la correcta gestión y adaptación de los presupuestos públicos ante cambios en los ingresos y necesidades de gasto.

¡Bienvenido/a a Intelia Oposiciones!
Encantados de conocerte.
👋

Regístrate para recibir en tu e-mail actualizaciones y contenido interesante y destacar así en tus exámenes de Administración Local.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.